Ir a la web del INAEM (ventana nueva)
Usted está aquí: Inicio Multimedia Revista Rosita Mauri, la española que pintó Degas

Multimedia

Revista

Reportaje

Rosita Mauri, la española que pintó Degas

Publicado por Silvia.ssu en Balletómanos, 18 de agosto de 2013
Rosita Mauri, la española que pintó Degas

Todos los aficionados a la danza conocen esta imagen pintada por Degas en 1878, la bailarina en tutú romántico que parece empezar un piqué arabesque. Pero, menos sabrán que la bailarina del cuadro es española, Rosita Mauri de nombre, mallorquina de nacimiento y catalana por familia.

Su biografía está disponible en google books en catalán, un libro de 1971 escrito por Ferran Canyameres y Josep Casamada. Según google, existe una escuela a su nombre en Barcelona (web). En Reus, de donde procedía su familia, existe una calle y un instituto de secundaria con su nombre. Además, hay un sitio web unido a la Fundación Teatre Fortuny, que organiza el Premio internacional de Danza Roseta Mauri del 12 al 16 de marzo en Reus, para bailarines de 16 a 21 años. Esta es su biografía según la fundación:

Roseta Mauri ( 1849-1923) fue una excepcional primera bailarina de los principales teatros europeos de la época. Hija del coreógrafo y bailarín reusense Pere Mauri, siempre hizo gala de su origen. Isabel Amanda Rosa Mauri Segura fue una niña prodigio, tenaz y temperamental que, bajo la influencia decisiva de su padre, empieza a bailar en el cuerpo de baile del Teatro Principal de Barcelona el año 1870. Después de actuar en el Teatro Euterpe de Reus y el Tívoli de Vilanova y la Geltrú, emprende una gira por Hamburgo, Milán, Viena, Roma y Berlín. Recibe las primeras lecciones a raíz de una estancia en el Teatro del Liceo de Barcelona del bailarín y coreógrafo belga Henri Dervine. Después de actuar en el Liceo, la dirección el Teatro Principal la reclama como primera bailarina e inicia la temporada bajo la dirección de Teodor Roca, como pareja de los bailarines Vicente Moro y Manuel Panadero.
El año 1877 actúa en la Scala de Milán, donde el compositor francés Charles Gounod la ve bailar y hace que la contraten en la Ópera de París, en donde estrena el ballet de su ópera Polyeucte. A partir de entonces se convierte en estrella principal de este teatro. También estrenará en 1880 el ballet La Korrigane, escrito expresamente para ella por el compositor Charles Widor, y el 1886 estrena Les deux pigeons de Messaguer.

Fue memorable su interpretación del ballet Silvia de Leo Delibes así como también lo fue el ballet de ópera El Cid de Massenet y, naturalmente, interviene en los ballets de las óperas que se representan en la ópera de París y en los principales teatros de Europa.

Adquiere fama y popularidad tanto por su talento y su técnica como por su personalidad, a causa de su  carácter temperamental y su encanto personal, que es una fuente de inspiración para numerosos artistas, que la inmortalizan en su obra, como son los escultores Bensi, Puesch, Marqueste, Euxebi, Arnau…,  y los pintores Edgar Dégas, Lépic, Andrés Zorna, Bonnat, M. Bertier, Manet…

Al retirarse como bailarina es contratada como profesora de danza, con carácter vitalicio, por el Conservatorio de la Ópera de París.

Muere en la capital francesa el año 1923 a la edad de 73 años y es enterrada en el panteón familiar en el cementerio de Montparnasse.


Balletómanos

Acciones de Documento
  • Compartir

© INAEM. - Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Proyecto desarrollado por SEMIC