Ir a la web del INAEM (ventana nueva)
Usted está aquí: Inicio Multimedia Revista Mi actividad pedagógica en Centros Formativos en España y de gestión, como Director del Centro Coreográfico de la Gomera, por Martín Padrón

Multimedia

Revista

Reportaje

Mi actividad pedagógica en Centros Formativos en España y de gestión, como Director del Centro Coreográfico de la Gomera, por Martín Padrón

Mi actividad pedagógica en Centros Formativos en España y de gestión, como Director del Centro Coreográfico de la Gomera, por Martín Padrón


1.-    La apropiación social de los saberes de la Danza: ¿Cómo hacer llegar los elementos fundadores básicos del movimiento al contribuyente, a la sociedad en general?

El planteamiento ético del Centro Coreográfico de la Gomera ve la necesidad de que toda estructura cultural y social o socio – cultural en nuestra sociedad debe tener como primer reto contribuir a la mejora del entorno más próximo a su ubicación: mejorar el barrio, el municipio o la ciudad en la que tenga sede.

Por ello, nuestro deseo es que las residencias que ofrecemos a los artistas generen en ellos la necesidad de evaluar sus contextos social, cultural, económico y geográfico y la repercusión de sus acciones y propuestas performativas o educativas para con ese entorno más próximo en el que estén ubicados.

El Centro Coreográfico de la Gomera está en un momento de reflexión sobre la repercusión en la sociedad de esta expresión artística vinculada al cuerpo y al movimiento.

Reflexionar sobre la repercusión de esta expresión artística en aspectos performativos o educativos, reflexión sobre el posicionamiento político de nuestros actos.

Nos ocupa también una reflexión sobre el dinero público y su utilización en este sector de la Danza.

¿Hasta qué punto el sector puede justificar la necesidad objetiva de su existencia? ¿ Hasta qué punto el sector puede justificar el aprovechamiento y disfrute del contribuyente, cualitativa y cuantitativamente?

Creo que la implantación de estructuras, colectivos o compañías de Danza en centros urbanos o periféricos dependientes de dinero público necesita una reflexión sobre estos aspectos de:

¿Cómo devolver el dinero al contribuyente?

Los actos performativos suelen tener lugar en espacios alternativos o convencionales al que acude un porcentaje muy bajo del contribuyente. Por el contrario existen otros ámbitos como los Centros Educativos (otros ámbitos como adultos y mayores, discapacitados, amas de casa, empleados,...) en los que podamos proponer acciones pedagógicas por medio de acercamientos a experiencias psicosomáticas apoyándonos en los Elementos Fundadores Básicos del Movimiento. Esto hará posible un aprovechamiento cuantitativo de nuestras aportaciones a la sociedad. Por ello, la aparición de Departamentos Educativos en el seno de las Compañías de Danza  o Centros Coreográficos son evidentemente necesarios.

Creo que ya no se debe tratar sólo de qué producción o creación tiene previsto una compañía sino además qué acciones educativas o de sensibilización pueden acercar a los vecinos y escolares de su entorno, es decir, al contribuyente.


Acercarles a sus propios cuerpos. A la conciencia del cuerpo en el tiempo y el espacio como ingredientes del afecto, de las relaciones humanas.

Nuevas puertas se abren acerca de la utilidad objetiva y coherente de la existencia y el apoyo de las artes del movimiento. Utilidad vinculada a la conciencia psicosomática de nuestros cuerpos.

En este contexto acelerado, desenfrenado y de superproducción y consumo al que estamos expuestos, el ser humano hoy necesita aprender a ralentizar.

Los elementos fundadores básicos del movimiento pueden enseñar el movimiento al cuerpo humano pero también es posible enseñar al cuerpo a desacelerar, a parar, al abandono por momentos a la fuerza de la gravedad.

¡Qué bello acto político el de desacelerar por momentos toda esta aceleración en la que estamos inmersos!


2.-    La presencia de Danza en la Educación Obligatoria: ¿Qué aportaciones ofrecer a los proyectos curriculares de la Educación Obligatoria? ¿Cómo incluir el cuerpo en los contenidos curriculares ya existentes? ¿Cómo hacer que el alumnado acceda actitudinalmente a dichos contenidos?

La campaña de sensibilización a la Danza y al cuerpo del Centro Coreográfico de la Gomera es una campaña con objetivos a largo plazo.
Acciones con objetivos  a largo plazo que llevan al alumnado de nuestro municipio a un aprendizaje emocional y social. Participar a un cambio actitudinal del alumnado y que esto repercuta en su persona, en el aula, en el Centro Educativo y en el municipio. Llegar al aspecto actitudinal de los contenidos tratados.
Este aprendizaje es posible gracias a una pedagogía que se apoya en aspectos psicosomáticos y somatopsíquicos.
Estas acciones tienen lugar en horario lectivo dentro de los currículos de la *E.S.O y Bachillerato.
Este proyecto a largo plazo prevé trabajar durante 6 cursos académicos con el alumnado del IES de San Sebastián de la Gomera, periodo que va desde 1º de la E.S.O. hasta 2º de Bachillerato (edades comprendidas entre 12 y 18 años).
Uno de los objetivos de la E.S.O. para con el alumnado es el de desarrollar las capacidades de comprender, expresar con corrección textos y mensajes complejos oralmente y por escrito en la lengua castellana.

*E.S.O.: Educación Secundaria Obligatoria
El Departamento Educativo del Centro Coreográfico de la Gomera, con la Unidad Didáctica de Lengua Castellana y Literatura, contribuye al desarrollo de estas capacidades dinamizando en el alumnado la habilidad de análisis y la expresión verbal de sus opiniones, sobre la utilidad de adquirir estas capacidades en su formación integral.
En particular en esta asignatura, el lenguaje constituye una actividad humana compleja que asegura dos funciones básicas: la de comunicación y la representación, mediante las cuales, a su vez, cabe regular la conducta propia y la ajena. Son funciones, por otra parte, que no se excluyen entre sí, sino que aparecen de forma interrelacionada en la actividad lingüística. La educación y el aprendizaje en esta asignatura han de atender a esa múltiple funcionalidad de la lengua, en sus funciones tanto de comunicación y representación, como de regulación del comportamiento ajeno y propio.
Nuestra Unidad Didáctica trata en particular las “oraciones por modalidad”. La modalidad de la oración la da la actitud del hablante ante el oyente.
Experimentamos diferentes actitudes corporales y emocionales ante diferentes hechos. Vivenciamos el aspecto psicosomático de diferentes actitudes.
En una oración interrogativa, exclamativa, dubitativa, exhortativa... ¿cuál es mi actitud? Amable, agresiva, compasiva, arrogante...
El hecho de poder hacer una lectura y autoevaluación *cinestésica sobre estas diferentes actitudes o estados emocionales y una autoevaluación de estos aspectos, llevan al alumnado a una reflexión sobre la posibilidad de modular sus emociones y corregir sus relaciones afectivas con nuestro entorno utilizando sus propios cuerpos.
“Conocer el funcionamiento del propio cuerpo para alcanzar los hábitos de cuidado y salud corporales e incorporar la práctica del deporte para favorecer el desarrollo personal y social, es una de las finalidades de la E.S.O. para el alumnado”.
En particular, la asignatura de Educación Física se apoya en el cuerpo y el movimiento como ejes básicos.
Esta asignatura debe contribuir al logro de los objetivos generales de la E.S.O. Para ello, no es suficiente habituarse a la práctica continuada de actividades físicas, sino que además hay que vincular esa práctica a una escala de valores, actitudes y normas y al conocimiento de los efectos que ésta tiene sobre el desarrollo personal.
La enseñanza de esta etapa debe tender a la consecución de una creciente autonomía por parte del alumnado, que en la práctica se debe traducir en una disminución de la toma de decisiones por parte del profesorado y en un aumento de éstas por los alumnos.


*Cinestésica: De cinestesia (conjunto de sensaciones de origen muscular o articulatorio que informan acerca de la posición de las diferentes partes del propio cuerpo en el espacio).
Uno de los principales objetivos de esta asignatura es conocer y utilizar técnicas de básicas de relajación como medio para reducir los desequilibrios y aliviar tensiones producidas en la vida cotidiana o en la práctica físico – deportiva.
La evaluación de nuestra Unidad Didáctica: “La Relajación”, es altamente positiva. Las sesiones parten de una reflexión sobre conceptos como: la respiración, la gravedad, el peso, el afecto, la confianza, las emociones, el contraerse, el abandonarse a la fuerza de la gravedad...
Una aclaración sobre la relación entre un estado emocional relajado y la disminución del tono muscular (abandono a la fuerza de la gravedad).
Las sesiones prácticas empiezan sólo después de habernos puesto de acuerdo sobre el hecho de que este estado físico de abandono a la gravedad tiene relación con el estado emocional, con el estado de ánimo.
En las sesiones prácticas jugamos vivenciando “corporalmente” los conceptos anteriormente citados: respiro, abandono mi peso a la gravedad, disminuyo mi tono muscular, ralentizo el ritmo cardiaco... De estas vivencias corporales surgen vivencias emocionales. La calma, la tranquilidad, la disminución del egocentrismo, la capacidad de ser más afectuosos y compasivos, el respeto...
Todas estas vivencias corporales y mentales nos llevan a reforzar una escala de valores, actitudes y normas. Además, refuerzan los conocimientos de los efectos que ello tiene sobre el desarrollo personal y las relaciones con el entorno.
La comprensión de la relajación y la adquisición de las herramientas necesarias para acceder a ella, llevan al alumnado a un estado de confianza, de confianza en sí mismo, de confianza en el otro.
De este estado de confianza surge un estado de respeto. Respeto hacia uno mismo, respeto hacia el otro.
La adquisición de este conocimiento, el poder relajarse y calmarse se convierte en un ingrediente necesario e imprescindible para la formación integral del alumnado.
Con relación al Bachillerato, el Centro Coreográfico de la Gomera se apoya en una de sus finalidades para con el alumnado:
Consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma. Prever y resolver prácticamente los conflictos personales, familiares y sociales. Consolidar una madurez que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar un espíritu crítico.


La Unidad Didáctica para Filosofía y Ciudadanía gira en torno a esa capacidad de desarrollar un espíritu crítico. Observar, analizar, organizar y argumentar sus reflexiones en este caso sobre la relación “mente – cuerpo”.
Nos concentramos en vivenciar aspectos psicosomáticos y somato-psíquicos de nuestra existencia. Aclaramos como corrientes científicas y filosóficas de las últimas décadas nos llevan a entender que nuestra mente actúa sobre nuestro cuerpo y viceversa. Hemos llegado a un acuerdo general sobre el hecho de que el cuerpo y la mente actúan juntos.
La introspección (inspeccionar dentro de uno mismo) es el punto de partida. La cinestesia  es una herramienta necesaria para poder indagar sensorialmente en el interior de nuestro cuerpo. Después de esta experiencia sensorial, podemos pasar a experimentar la relación entre un estado de ánimo y su repercusión en el cuerpo.
¿Cómo una emoción actúa sobre mi cuerpo y lo transforma?
De la misma forma, mi cuerpo puede actuar como provocador de una emoción. El hecho de posicionar mi cuerpo de una forma u otra forma, activar su tono muscular de una u otra forma puede repercutir en mi estado emocional.
Llegamos a esa conclusión: “Mi cuerpo y mi mente forman una unidad”
Estas experiencias psicosomáticas llevan al alumnado a la comprensión actitudinal del contenido “mente – cuerpo” y a ese aprendizaje emocional que tiene como objetivo la Campaña de Sensibilización al Cuerpo del Centro Coreográfico de la Gomera.
El Centro Coreográfico de la Gomera se apoya en la finalidad que tiene el Bachillerato para con el alumnado: Proporcionar a los estudiantes formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia. Prever y resolver prácticamente los conflictos personales, familiares y sociales.
En particular, la psicología es una ciencia cuyo objeto de investigación es la conducta de los individuos y sus procesos mentales.
La inclusión de esta materia en 2º de Bachillerato puede favorecer el conocimiento de los procesos psicológicos propios y de las demás personas, contribuyendo a desarrollar en el alumnado actitudes de tolerancia, de empatía y de respeto, así como destrezas y habilidades que promuevan su salud mental y el afrontamiento de situaciones  vitales estresantes de manera positiva, mejorando la posibilidad de seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores y de condiciones de vida difíciles.


Con nuestra unidad didáctica, el Departamento Educativo del Centro Coreográfico de la Gomera puede contribuir a favorecer el conocimiento de los procesos psicológicos propios, dándoles herramientas que permitan la autoevaluación emocional y la posibilidad de modular estados anímicos por medio del cuerpo como instrumento.
Acercarles a técnicas corporales para dinamizar actitudes psicológicas saludables. Posicionamientos corporales de los que surjan estados emocionales.
Entender por medio del cuerpo y el sentido cinestésico, las principales emociones y afectos que influyen en la conducta del ser humano. Dinamizar el autoconocimiento personal y la mejora de las relaciones interpersonales.
Aclarar conceptos como:

Introspección
Cinestesia
Acercamiento cinestésico a las emociones.
Autoevaluación emocional
Posicionamiento corporal.
Autoconocimiento.

Una vez aclarados estos conceptos, trabajamos la introspección investigando dentro del cuerpo, sintiendo y dándonos cuenta del posicionamiento de diferentes segmentos corporales. Dándonos cuenta de que la forma en la que nos posicionamos influye en nuestro estado emocional: cuerpo – mente.
Después de sensibilizarles a aspectos corporales espaciales y rítmicos nos damos cuenta de que tenemos la posibilidad de modular estados emocionales apoyándonos en nuestra conciencia corporal para así poder decidir del posicionamiento de nuestro propio cuerpo.
El hecho de hacerles vivenciar aspectos psicosomáticos sobre la “Autoevaluación emocional”, les lleva a una comprensión que pasa por el concepto para llegar al aspecto actitudinal del contenido.
La evaluación que se puede hacer es que la utilización de sus propios cuerpos como herramienta pedagógica, hace que el contenido pase a ser asimilado e integrado de forma concreta y no abstracta.
Entender con el cuerpo, compartir con el cuerpo y crear con el cuerpo. Aquí, el cuerpo se propone como instrumento o herramienta para acceder a la dimensión actitudinal de los contenidos curriculares y así acceder a valores éticos universales.


3.-    Desequilibrios entre la formación y la profesionalización: ¿Cómo debe ser la formación de los artistas?

Repercusiones políticas y psicosomáticas de nuestros actos docentes.

Creo que es necesario y urgente estructurar la enseñanza de los códigos de la Danza. Estos códigos necesitan ser correctamente asimilados y para ello es imprescindible el conocimiento de elementos fundadores básicos del movimiento.  Estas capacidades deben estar presentes en el periodo formativo del alumnado antes de abordar los códigos de la Danza. Para ello, el profesorado de ahora y el que viene debe ser sensible a la necesidad de una nueva reflexión alrededor de estos aspectos fundamentales y esenciales en la formación dancística de las generaciones futuras. Las Enseñanzas necesitan un replanteamiento que vaya al encuentro de nuevas necesidades. Nuestros futuros intérpretes y creadores dependen de nuestros pedagogos.
Este replanteamiento está relacionado con los elementos fundadores básicos del movimiento sin los cuales no se pueden entender (actitudinalmente) códigos y metodologías de la Danza. Sin esta base fundamental, el alumnado no está listo para asimilar la esencia de las metodologías y su formación queda en el concepto (saber) sin llegar a la actitud (saber ser). Este replanteamiento aparece como herramienta fundamental para el devenir de las artes performativas en nuestro planeta global.
La profesión podrá aportar a la sociedad herramientas que podrán paliar disfunciones emocionales en el ser humano.
Creo que el ser humano necesita acercarse a su cuerpo porque es en su cuerpo donde suceden sus emociones. El ser humano necesita ser consciente de sus emociones para poder controlarlas.
La figura del bailarín a nivel formativo podría ser una herramienta cualitativa y cuantitativa para difundir en la sociedad en general este conocimiento del cuerpo como contenedor de emociones.


Martín Padrón.
Acciones de Documento
  • Compartir

© INAEM. - Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Proyecto desarrollado por SEMIC