Ir a la web del INAEM (ventana nueva)
Usted está aquí: Inicio Multimedia Revista Entrevista a Marlène Ionesco. Realizadora de documentales de danza

Multimedia

Revista

Entrevista

Entrevista a Marlène Ionesco. Realizadora de documentales de danza

Publicada en la Revista `Por la Danza´
Entrevista a Marlène Ionesco. Realizadora de documentales de danza


Enlace a la Revista `Por la Danza´Núm. 81



Mirando dentro del alma


La realizadora Marlène Ionesco viene del mundo de las letras modernas y del cine, pero es en el campo del documental sobre la danza que desarrolla su talento. Le gusta retratar la personalidad de los artistas a los que sigue y a través del objetivo se acerca a su intimidad. Entre sus últimas películas encontramos Waltz thru time grabada durante la Bienal de Venecia 2003 con Carolyn Carlson o Flight of eagle spirit, un documental sobre Larrio Ekson grabado el mismo año entre Nueva York, Venecia y París. Dentro de los documentales realizados a las estrellas de la Ópera de París destacan Regard sur une Etoile, sobre Agnès Letestu (2005), y su última película, Comme un rêve, que sigue a dos estrellas: Dominique Khalfouni y Mathieu Ganio, madre e hijo.

Por David Rodrigo Balsalobre



P- ¿Por qué dirigió su carrera hacia la danza?
R- Por pasión. Mi ex marido trabajaba en la puesta en escena y así llegue a la Ópera de París. Allí conocí a Carolyn Carlson que me fascinó, y le propuse una película sobre la mitología (La barque sacrée, 1990) Una película rodada íntegramente en estudio y en súper 7. La experiencia fue extraordinaria, todo salía solo, fue la única vez en mi carrera que me ocurrió esto. Quedé atrapada por la danza.

P- ¿Cómo elige a los artistas que va a seguir?
R- Según mi conexión con ellos y la percepción de su arte. Todo es una cadena, a la bailarina estrella de la Ópera de París Agnès Letestu la conocí gracias a Larrio Ekson, al que conocí por Carolyn Carlson. También influye el momento, por ejemplo la película sobre Letestu se concretizó cuando me enteré que le habían dado varios papeles importantes. Era el momento de hacerlo, el punto álgido de esa artista. Letestu ahora piensa en el futuro, se orienta hacia la confección de vestuarios y sus perspectivas no son las mismas. Mi peor defecto es la impaciencia, no consigo esperar el buen momento, pero en este caso sí lo hice. La grabación duró 2 años (2004-05), la seguí por París, Florencia y Valencia.

P- Esa película está hecha con cámara al hombro...
R- Efectivamente la cámara suele ser subjetiva, sólo uso la fija para las grabaciones de los espectáculos de danza.

P- ¿Por qué hacerlo así?
R- Porque me gusta dar la impresión de que estamos con el artista. No me interesa hacer una restitución de un ballet, sino hacer el retrato íntimo de su personalidad como artista y ser humano.

P- ¿Y cómo consigue introducirse en su intimidad?
R- No lo sé, yo quiero acercarme a los artistas, volar con ellos. Esto entra dentro del campo de la intuición y la percepción, cuando dos personas conectan se nota, cuando no hay química no grabo. Lo importante para mí es ser honesta con mi trabajo, no puedo hacer un "compromiso artístico" grabando a bailarines que admiro pero de los que no sacaría lo que busco.


P- ¿Siente el deseo de los artistas por mostrar su parte oculta, o esto forma parte del juego?
R- Todos no quieren que se muestre su intimidad. Soy yo la que tengo que entrar discretamente en esa intimidad. Es cuestión de confianza. Con Khalfouni fue difícil, con Letestu fue diferente puesto que ella deseaba profundamente esa película aunque sólo ha enseñado lo que quería que viésemos. Yo a mi manera he mostrado (grabándola sola en su piso) que ella decide su destino. Letestu se apoya sólo sobre ella misma y eso lo conseguí plasmar sin que ella me lo diera. En Florencia estábamos día y noche juntas, hasta en la habitación...

P- La cámara no es anodina. ¿Tiene la impresión de que las cosas se hacen para ella?
R- Todo el mundo es consciente de que una cámara está grabando pero nada de lo grabado está preparado, lo importante para mí es estar ahí como una más, como una amiga que viene a hablarles.

P- ¿Cómo financia su trabajo?
R- Lo consigo con dificultad. Suelo autoproducirme y lo arriesgo todo, cada vez. Si uno no arriesga se le van las oportunidades. He invertido una parte de las ganancias de Regards sur une etoile para hacer mi próxima película Comme un rêve. Soy una productora independiente y eso no quiero perderlo por unas ayudas oficiales. Regard sur une etoile se vende muy bien en la tienda de la Ópera. La televisión por cable me ha comprado pero lo ideal es vender a una cadena nacional como hice con La barque sacrée (con Carolyn Carlson). Aunque para serle sincera actualmente mi salvación son las ventas en Japón. El líder mundial del audiovisual, Lagardère, quiere incluir mi trabajo en sus "lotes" pero las condiciones son malísimas. Busco distribuidores independientes como he conseguido en Japón

P- Ha trabajado con varias estrellas de la Ópera de París, ¿no recibe ayudas de esta institución?
R- Siempre he tenido el apoyo de la directora del Ballet, Brigitte Lefevre. Ella siempre me permite grabar en la Ópera. Pero nunca han sido coproductores, además no tengo autorización para acceder a muchos de sus documentos. En este mundo de la imagen todo pasa por la ventanilla del banco. Cuando grabé en la Ópera de París el ballet Proust de Roland Petit tuve que pagar pero no puedo utilizarlo porque Petit no me ha dado los derechos, pide una fortuna por ellos. Hasta que Petit no fallezca no podré usarlo.

P- ¿`Delange Production´ es suya?
R-Sí, somos 3 accionistas, mi hermana y antes mi padre que me ayudó muchísimo, sin la familia no podría haber seguido.

P- ¿Cuál es el momento más difícil de su trabajo?
R- Encontrar el dinero para financiarlo y el momento antes de ver la reacción del público cuando presento mi película.

P- ¿Y el más agradable?
R- Grabar y montar. Grabar es mágico pero el montaje lo es aún más, es ahí donde se hace la construcción definitiva. El montaje es esencial... es la creación misma de la obra.


P- Respecto al control que los artistas quieren tener sobre su imagen ¿tiene total libertad para realizar los montajes o los artistas vetan ciertas imágenes?
R- Tengo un inmenso respeto por los artistas y siempre les enseño el trabajo antes de sacarlo a la luz, Letestu me sugirió algunos cambios que acepté, pero en general confían en mí. No es fácil para mí enseñar el trabajo porque siempre esta la duda del artista y de las personas que la rodean. Es una decisión delicada y difícil. Con Letestu tuve que luchar para guardar ciertas imágenes.

P- ¿Hábleme de su última película Comme un rêve?
R- Al principio la idea era hacer un homenaje a Dominique Khalfouni,  una grandísima estrella de la Ópera de París y del Ballet de Marsella, que por timidez nunca permitió que se le grabase fuera del escenario. Hay muy pocos documentos sobre ella. Cuando empecé a buscar archivos y a contactar a maestros de baile o a coreógrafos como Pierre Lacote (que me dio un documento excepcional sobre ella), me encontré con el hecho de que la única persona que tenía grabados todos los ballets interpretados por Khalfouni era Roland Petit (Khalfouni dejó la Ópera de París para bailar con Roland Petit durante 20 años) Petit propuso darme un documento a cambio de otro que él no tuviese sobre ella. Como eso era casi imposible me negó todo acceso a su archivo. Así es que sin documentación me vino la idea de hacer una película sobre la transmisión de la madre y estrella Khalfouni a la también estrella de la Ópera de París su hijo Mathieu Ganio. Rodamos entre París, San Petersburgo y Marsella ciudad donde nació Ganio. La película es un diálogo entre la madre y el hijo con extractos de ballets intercalados, lo mejor de la película es cuando hablan entre ellos y se olvidan de mí. Aparecen documentos de cuando ambos fueron nombrados estrellas, las declaraciones de Baryshnikov (que bailó con Khalfouni en una gira de 6 meses con el American Ballet Theater). Declaraciones de Vassiliev que de manera muy generosa me trajo de Rusia varios documentos con libros y fotos. No fue fácil montar la película porque tenía documentos antiguos y declaraciones en diferentes lenguas que había que subtitular, pero el resultado final es estupendo. La película trata de dos estrellas pero en ella se percibe lo que son como personas, madre e hijo ante todo.

Acciones de Documento
  • Compartir

© INAEM. - Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Proyecto desarrollado por SEMIC