Ir a la web del INAEM (ventana nueva)
Usted está aquí: Inicio Actualidad El Festival de Otoño de París rendirá homenaje a La Ribot

Actualidad

Noticias

El Festival de Otoño de París rendirá homenaje a La Ribot

30/07/2019
El Festival de Otoño de París rendirá homenaje a La Ribot
Fotógrafo:
Pablo Zamora

 

 

 

 

 

Algunos retratos revelan metamorfosis más que las identidades fijas. Después de haberla invitado cinco veces desde 2004, el Festival de otoño en París rinde homenaje a La Ribot, la más conceptual de las hierbas silvestres, a través de un viaje entre seis proyectos híbridos que construye menos de lo que invita a explorar un paisaje en constante cambio. Una figura importante en la danza plástica, tan rigurosa como extravagante, La Ribot ha desarrollado una obra de rizoma que debe su radicalismo a su forma de llevar el arte a su raíz, donde el cuerpo y la idea se experimentan en todas sus formas. la libertad. Su trabajo escénico y visual en la intersección de la performance, el vídeo y la instalación en vivo funciona de hecho por desviaciones y desviaciones, siguiendo una trayectoria vagabunda cuyas formas resisten la definición.

 

 

Hija de la Movida española, La Ribot vive por el camino mientras se mueve, evitando la inercia. Parte de su España natal a fines de la década de 1990, debido a que vio estancarse el baile, se mudó a Londres y Ginebra, y viajó por todo el mundo. Su forma de estar siempre en movimiento se traduce en la implementación de un vocabulario nervioso y desigual, siempre ejecutado con precisión, que se ajusta a su crítica del mundo contemporáneo. Desde un gesto absurdo hasta un concepto deslumbrante, su trabajo mueve las líneas para movilizar mejor el pensamiento, tomando como único principio nunca tomar nada para congelar.
Influida por la historia de la danza, el teatro y la performance, así como por las artes visuales, fue una de las primeras coreógrafas en invertir abiertamente en museos y galerías. Al ocupar estos lugares que ella aborda como espacios de presentación pura, procede a la inversión completa de los estándares de la representación escénica. La configuración horizontal del espectáculo le permite, en este sentido, deshacerse de las jerarquías que normalmente organizan la relación del intérprete con el público, pero también poner en pie de igualdad todos los elementos plásticos y dramatúrgicos que organizan sus acciones. . En sus piezas, de hecho, cuerpos, imágenes, sonidos, textos y objetos tienen lugar en un espacio indiferenciado para derrotar las expectativas y leer las grillas del espectador. Las piezas distinguidas han ido disminuyendo desde principios de la década de 1990 a un formato de trabajo organizado en piezas cortas numeradas y ensambladas en serie, que pretende llevar al número de cien.

 

Programado en este retrato, el espectáculo de tres horas de duración Panoramix reagrupa las primeras treinta y cuatro piezas (1993-2000), mientras que Another Distinguished reúne las ocho piezas que constituyen la quinta serie (2016), dos ocasiones para ver a este artista. El alquimista y el pensador libre confunden las estrategias de la actuación en vivo con las del arte contemporáneo. Ofreciendo esta plasticidad lugares para expresarlo, el Festival y sus socios exhiben su trabajo visual en una exposición, Se Vende., en dos partes consecutivas, que presenta tanto la instalación y el trabajo de vídeo como sus cuadernos de artista, en su mayoría mostrados por primera vez.
Por último, la danza representa un punto de partida más que un objetivo, desde el que cuestiona el contexto contemporáneo, abordado en sus dimensiones política, social, intelectual y estética. En este sentido, Laughing Hole es la pieza política más explícita, expresando su enojo por el irracional Guantánamo y su tratamiento mediático. Más allá de la sátira, su contribución al mundo consiste en convertir al cuerpo en el medio de una crítica encarnada, el pensamiento como una palanca de emancipación para las mujeres y todas las formas de minoría. Happy Island, realizada en colaboración con bailarines con discapacidades, es la ilustración perfecta de esta apertura a formas alternativas de practicar la danza, fuera de los caminos autorizados y marcados por la institución. Por favor por favor por favor, su nueva creación en colaboración con Mathilde Monnier y Tiago Rodrigues, es parte del mismo trabajo de socavar las convenciones teatrales que fusionan tradición y virtuosismo para permitir brotes de singularidades contagiosas. A través de esta indisciplina que se convierte en un método, pone a distancia las referencias técnicas e históricas para resaltar una fisicalidad básica y vil, que no rechaza ni la pobreza formal ni la animalidad orgánica. Esta operación de reducción minimalista es llevada a cabo por la total libertad de tono de La Ribot, un humor ácido, con un fondo trágico, que hace que su visión deconstructiva del cuerpo sea felizmente soportable.

La Ribot es artista asociada en el Centro Nacional de Danza de Francia, CND.

El Retrato La Ribot se presenta con el apoyo de la Fundación Cultural Pro Helvetia Swiss, King's Fountain y la Fundación Corporativa Hermès como parte de su programa New Settings.

 

PROGRAMA

 

Más información

Acciones de Documento
  • Compartir

© INAEM. - Ministerio de Cultura y Deporte

Proyecto desarrollado por SEMIC